Personal de Aguas de la Ciudad continúa con las tareas de mejora de infraestructura edilicia y mantenimiento en los pozos de extracción de agua.

Por estas horas se trabaja en la pintura de las instalaciones, limpieza de tableros eléctricos y colocación de rejillas de ventilación cruzada con la intención de evitar condensación en los gabinetes y equipos.

A estas mejoras operativas se suma un  relevamiento eléctrico integral que apunta a proteger y mejorar la vida útil de los equipos y dar robustez al sistema.

Esta tarea, supervisada por personal especializado, permitirá minimizar posibles eventos indeseados, garantizará la disponibilidad de caudales y presiones.

Los trabajos eléctricos sobre los pozos se iniciaron con una primera etapa centrada en el relevamiento y diagnóstico inicial.

Luego se diagramó un plan de trabajo basado en prioridades e impacto y finalizará con la renovación de instrumental obsoleto.

Cada una de estas acciones apuntan a lograr un consumo eficiente de energía eléctrica, evitar la detención de pozos por eventuales desperfectos eléctricos y  cuidar la calidad del agua en la ciudad. Se recuerda que para la extracción, distribución y potabilización del agua se requiere del uso de energía, motivo por el cual un uso racional y eficiente del agua redundará en un importante ahorro de energía.